12/05/2007

LA VIDA QUE SE ESCAPA

1440 minutos cada día. Uno tras otro. 365 días al año. Y nosotros que vinimos a llevarnos la vida por delante. Días que se escapan como lluvia entre tus manos. 525.600 minutos componen cada año de nuestra vida. No hay relojes para tantos minutos. 86400 segundos cada día. Uno tras otro, tic tac, tic tac. Cada día, sin parar. Y hay días que se pasan volando. ¿Dónde va a parar el tiempo perdido? 31.536.000 segundos cada año. Y lo rápido que pasan. Tengo 24 años, he vivido 12.614.400 minutos (aproximadamente). Y casi sin darme cuenta. Creo que no recuerdo ni 100 minutos de mi vida. ¿Dónde están los demás? ¿Quién los tiene?Los minutos vuelan como los veranos cuando eres niño. El tiempo no respeta las normas de tráfico.
Voy a pintarme en el techo el tiempo que tengo disponible cada día. Y que sea lo primero que vea al levantarme.

4 comentarios:

Marlon dijo...

y para completar este antiguo post:

Luis Alberto de Cuenca - Insomnio

"La vida dura demasiado poco.
No da tiempo a hacer nada.No hay manera
de reunir los suficientes días
para enterarte de algo. Te levantas,
abrazas a tu novia, desayunas,
trabajas, comes, duermes, vas al cine,
y ni siquiera tienes un momento
para leer a Séneca y creerte
que todo tiene arreglo en este mundo.
La vida es un instante. No me explico
por qué esta noche no se acaba nunca."

Mj dijo...

Obviamente conoces estos versos, pero me persiguen estos días( que se escapan) y no me resisto a ponerlos:
Ahora da igual seguir, parar, pasar de largo
Coleccionar retratos que viví
Emocional, sentida en un impacto
La vida es un extracto que perdí


Aquí, perdiendo el tiempo. O ganándolo, quién sabe...

gonza se escribe con h dijo...

los besos no se pueden medir en tiempo, no se puede saber cuánto dura un beso... por lo que yo creo que el tiempo no sirve para nada

(buena entrada)

hazdetuvidaalgoextraordinario dijo...

Ésta fue la primera entrada que ví de tu blog. Albert Camus decía que cada mañana el corazón gana 24 horas. Carlos Edmundo d´Ory que era una vergüenza que viviéramos todos los días. Yo lo único que tengo claro es que, como dice Caballero Bonald, "sólo somos los ratitos que nos quedan". Gracias por compartir tus reflexiones; quizá esta herramienta pueda complementar al trocito de papel que parece que cuelga de tu techo: http://www.hazdetuvidaalgoextraordinario.blogspot.com/
Un beso!