1/09/2012

En los últimos tiempos

Abominé de todo un poco. Terminé de escribir un libro. Empecé a aprender a tocar el ukelele que me regalaron por navidad. Volví de México y conseguí no ser atropellado. Hice alguna foto curiosa. Aprendí algunas rancheras nuevas. Volé al lado de Joaquin Sabina y me pregunté qué demonios estaba haciendo yo ahí, antes de que me envenenara un catering de mierda de Iberia. Volví a buscar trabajo. Viví noches de rock and roll inesperado. Descubrí que por Madrid, los martes de madrugada, para tomarse una copia tienes que ir a un puticlub. Convertí el boxeo en mi deporte favorito. Me hice mediovegetariano, que es como del todo pero sin el todo. Me emborraché unas cuantas veces, y terminé desintoxicándome. Y ahora estoy aquí, de nuevo, contándote mi vida. Como si nada de todo esto hubiera pasado. Y sigue pareciendo una broma de buen gusto.

2 comentarios:

Vicko dijo...

Como que volaste a lado de Joaquín Sabina? Tiene que ser una broma, eso es INCREIBLE, en serio NO LO PUEDO CREER!!! Tengo una mezcla de alegría con envidia. Le hablaste? que te dijo? Cuéntanos por favor!!!

yolandasaenzdetejada dijo...

qué suerte tuvo Joaquín, un pensador a su lado...