12/20/2012

Notas para un fin del mundo

Apaga ese último cigarro. Disfrútalo.
Da un último sorbo a ese vaso de vino.
Abre tu agenda y llámalas a todas.
A todas.
Diles que el tiempo es solo una excusa del destino.
O algo así. Alguna frase buena.
Pon la canción que fue solo tuya. Y de nadie más.
Tararéala. Lento. En voz baja.
Disfruta de ti mismo. Y de la soledad.
Por una vez. Por última vez.
Apaga las luces.
Observa la llama de esa vela.
Escucha ese jodido secundero del reloj de pared del salón.
Ese que tanto odiaste cuando ella se fue.
Y siente cada segundo. Paladéalos.
Y ahora que el mundo se va a la mierda.
Permítete un último lujo:
Ser feliz.
Y todo lo demás no importa.

8 comentarios:

Mi vida sin mí dijo...

Al final, cuando cierras los ojos, cuando el tiempo ya no es importante, cuando tu vida se sucede en imágenes siempre acuden los momentos felices, los que verdaderamente importan....

Te echábamos de menos, noviembre no fue azul sin tus palabras.

mc clellan dijo...

Dime que vuelves, aunque solo sea de vez en cuando. Y si no, que se acabe el mundo varias veces a la semana

Paula dijo...

Has vuelto.
Ahora sí que soy feliz.

Vicko dijo...

Que maravillosa sorpresa!!! Pensé que estaba viendo mal, pero has vuelto!!! No sabes cuanto se te echaba de menos, un abrazo enorme. =D

marlon dijo...

muchas muchas gracias.

vuelvo (al menos de momento).

Eva dijo...

¡¡Qué sorpresa al descubrir que Diciembre se ha disfrazado de Noviembre y está más azul que nunca!!

Siempre es un placer leerte (...ya se puede acabar el mundo)

Anónimo dijo...

q guay q hayas vuelto, se te echaba de menos ;)

La abajo firmante dijo...

Hermoso. Y cierto.