3/21/2007

RAREZAS

Me considero a mí mismo un tipo extraño. No hace falta que me lo digan los demás. Cuando estoy con el ordenador, o leyendo, necesito tener siempre un bolígrafo en la mano. Tengo decenas de bolígrafos rotos, por la cantidad de veces que se me caen mientras jugueteo con ellos.
Soy incapaz de comer legumbres. Nunca como lentejas, garbanzos ni judías.
Desde hace años, cuando me acuesto, escucho El Larguero. Me duermo todas las noches con la voz de José Ramón De la Morena de fondo.
Odio a las personas mayores en el autobús. No hay nada peor que un viejo en el autobús. Odio que me empujen, que exijan un asiento, que se cuelen en la cola. Lo siento, debo de ser mala persona.
Prefiero escribir con boli negro que con azul.
No me gustan las siestas.
Leo varios periódicos al día. De información general, musical y deportiva. Soy un yonki de la información.
Seguro que tengo muchas más rarezas que no recuerdo, o de las que no soy consciente.
Pero os lanzo una pregunta:
¿acaso hay alguien que no sea raro?

3 comentarios:

raulguru dijo...

Yo con los bolis el problema que tengo es que los destrozo por morderlos.

Antes si escuchaba el Larguero, ahora escucho La Casa por el Tejado en Radio Marca, a de la Morena no le soporto la mayoria de las veces (Viva Joseba Larrañaga!!!!!) y para oir tonterias escucho un programa dedicado a ello como es la casa.

raulguru dijo...

Por cierto, acabo de leer tu comentario en mi fotolog de hace 2 semanas cuando puse la foto de Amelie, como buen homenaje a la película, para la Strasse nº2 firmo mi articulo como Nino Quincampoix

mc clellan dijo...

Pues es una buena pregunta. Los diplomáticos dirían que depende del cristal con que se mire, pero como yo cada vez lo soy menos (diplomática) te diría que no, no hay nadie que no sea raro. Por suerte. Eso también nos hace especiales... Aunque habría que definir lo que es raro. ¿Diferente a qué? ¿A nosotros? Entonces todo lo es. No conozco a nadie como yo, ni siquiera la que me mira desde el espejo. Está dada la vuelta. Yo también prefiero el boli negro.