5/22/2008

Desorden y desamor

Anoche tardé media hora en encontrar mi cuaderno de textos.
Ayer me dí cuenta por casualidad de que tengo el DNI caducado desde hace 7 meses.
No tengo ni pajolera idea sobre en qué lugar se encuentra mi cepillo de dientes de los viajes.
Mi púa naranja corrió la misma suerte que el cepillo de dientes.
En el suelo de mi habitación tengo dos mochilas cerradas llenas de cosas.
En la mesa tengo dos cejillas, un afinador, un ordenador portátil, un libro que no es mío y un balón de baloncesto sin hinchar.
El otro día me puse a mirar la programación de la tele en un periódico del mes pasado.

Pero eso sí, tu número de teléfono tengo muy claro dónde está.

3 comentarios:

illeR dijo...

Pues yo estoy deseando renovar mi carnet, la foto que sale mia en el tiene delito, deseando que estoy cambiarla :S

Anónimo dijo...

A ti lo que te pasa es que eres un marrano...



Fdo: El anónimo por excelencia

Bohemia dijo...

Estamos rodeado de caos, pero lo que nos importa de verdad casi siempre sabemos guardarlo a buen recaudo. Me ha encantado tu texto.

Un saludo