5/05/2008

INFIERNO

Levantarte a las 7 de la mañana cada día. Llevar a los niños al colegio en un monovolumen. Vivir en un adosado a las afueras de la gran ciudad. Tener una hipoteca a 45 años. Coger un atasco cada día. Vivir la rutina. Tener un trabajo gris y aburrido. Hacerle la pelota al jefe. Ir en chándal los domingos. Ser abonado de un equipo de fútbol y ser socio de un videoclub de barrio. Sacar a pasear al perro. Ir los domingos a comer a casa de los suegros. Ver cada semana bricomanía. Veranear todos los meses de agosto en algún lugar de la costa valenciana. No ir a conciertos. Emborracharse sólo en fín de año.
Vivir en el infierno, pensando que es el cielo.

11 comentarios:

Álvaro Dorian Grey dijo...

"La costumbre es la cualidad más simple y sencilla del ser humano y sin embargo no es igual para todos"
Mario Benedetti "Vivir adrede".
Justo lo acabo de leer...
saludos y salud

Rodolfo Serrano dijo...

Es una buena descripción de miles vidas.

Sigrid dijo...

"Dónde estarás, niños de azul marino y corbata, se despedirán de tí cada mañana..."

Somos tantos los que huímos de ésta rutina, y tan difícil que nos nos termine salpicando.

Me encanta tu blog!

clara. dijo...

"La mayor parte de nosotros vive chapoteando en las cloacas solo que algunos lo hacemos mirando a las estrellas"

(Oscar Wilde)

síl dijo...

lo clavaste... y lo triste es que, los miles de personas que llevan esa vida, creen que eso es lo normal... aish! no sé lo que quiero para mi vida, pero si lo que no quiero...
una abrazo javi!

montse dijo...

Muy bueno!

Todos queremos huir de la monotonía y al final la vida nos empuja a la rutina ...

olga 73 dijo...

jajajajaj
lo clavaste.

Guillermo Hoardings dijo...

No tener dinero, tener que transigir en lo que amas -tu arte- sólo para pagar el alquiler, llegar a aburrirte de lo que una vez fue tu vida, estar solo, beber para olvidar que estás solo, estar enganchado a una sustancia creyendo que te hace libre, hacerte viejo sin niños que te hagan joven, no disfrutar de las noches del Mediterráneo que son famosas desde que las disfrutaron los sabios griegos, levantarse los domingos con resaca cada vez peores... Vivir en el infierno pensando que es el cielo.

:-)

Yo no creo que la vida convencional sea como tú dices. Algunos la buscamos porque nos gusta.

Marlon dijo...

Guille, desde luego que no me refiero a alguien que disfruta de las noches del mediterráneo, de la risa de sus niños, de las mañanas soleadas de domingo. Y obviamente tampoco me refiero a alguien que sea feliz con la vida que lleva. Y en cualquier caso, sólo es un punto de vista, de alguien que puede estar equivocado (o no).
La conclusión es que cada uno tiene su forma de ser feliz, a su manera.

Guillermo Hoardings dijo...

Ah, entonces lo entendí mal :-)

Musiquiatra dijo...

La sociedad del bienestar le llaman.
Saludos.