1/11/2006

EJÉRCITO ESPAÑOL: SUSPENSO EN DEMOCRACIA

Hay muchas cosas que no cambian con el tiempo. Un militar amenaza con intervenir si la realidad no les gusta. Declaraciones en blanco y negro, que parecen sacadas de otra época.
Es curioso que dos instituciones que tienen su razón de ser en los demás, sobrepasen sus límites de actuación cada cierto tiempo. Por supuesto, estoy hablando de la iglesia y el ejército.
Aunque nadie les dé vela en el entierro de la política, ellos se sienten con la autoridad moral necesaria para intervenir donde Dios y la Patria les autorizan.
Servidor, que se confiesa no creyente en ninguna de las dos instituciones, propone una gran solución para atajar el gran problema que un momento dado pueden llegar a representar:
que les financie Rita.
Que el Estado dedique su dinero a gastos sociales, y no a visionarios salvapatrias ni a vendedores de vida eterna.
¿Te imaginas un mundo sin iglesia ni ejército? Y si encima tampoco hubiera reyes, ya sería el no va más.
En fín, hay cosas tan bonitas que nunca podrían ser verdad.

2 comentarios:

zoe dijo...

Sin Iglesia, sin Ejército, sin reyes... y sin dinero, ¿qué tal?

síl dijo...

yo, imaginarmelo, ya me lo imagino... pero, casi que ahí se va a quedar, en mi imaginación, y en unos cuantos como nosotros... por desgracia...

...aish, en estos días más que nunca... ya quisiera yo...