5/26/2009

ES MUY PROBABLE

Que, si todo va bien, cuando leas esto me haya marchado. Lejos. O más allá todavía. Puede que esté en algún lugar con vistas al mar. Que siga el consejo que alguien me dió una vez y haya ido a encontrar la calma pisando tierra mojada en alguna selva de Brasil. Puede que pase mis tardes con una guitarra en el Vondelpark de Amsterdam, buscando al fantasma de Bob Marley. Puede ser. O que me esté dedicando a redecorar mi casa... en algun lugar de La Mancha. Tal vez haya realizado por fín el sueño de ir a Latinoamérica. Tal vez. O que ande en alguna aldea perdida bajo los Picos de Europa, o en el Albaicín de Granada, tratando de estar más cerca de las estrellas.

Lo único seguro es que no estaré aquí. Ya me gasté todo el aire de Madrid.

Hay veces en que uno ve muy claro el camino que debe seguir.

8 comentarios:

Raquel dijo...

Qué identificada me siento. A mí me gustaría aunque fuese poder gastar el aire de Madrid, el de aquí sí que lo tengo bien gastado ya.
Un abrazo.
R.

Mi vida sin mi dijo...

...huir, correr, desaparecer...te asfixias...las calles, las esquinas te agobian, te oprimen...porque to-do ahora te recuerda a to-do...

...y de bso a Quique con sus calles de Madrid "Cuando despiertas, ya no están aquí. Nunca revientan, en las calles de Madrid"

illeR dijo...

Mientras sean partidas voluntarias esos cambios de aires no pueden sentar mal, de hecho muy a menudo resultan tan necesarios que no se entiende porque uno ha estado tanto tiempo aferrandose y evitando la marcha

Marian dijo...

El domingo estare en el mar, si quieres algo de alli, dimelo...

besos

mar dijo...

Ay Dios

María del Mar dijo...

:-)

BeaNumerosRomanos dijo...

Quieto parao, nen!!

kika... dijo...

te diría que te vinieras conmigo

(viajo mucho)


besos,
K