4/01/2008

EL GRAN HOUDINI

Hay gente que se pasa la vida escapando, soltándose de las cadenas que les atan.
Un escapista no es un mago, es algo mucho mejor y más arriesgado.
Harry "El Gran" Houdini se escapaba del interior de cajas fuertes arrojadas al mar, de camisas de fuerza colgado boca abajo de rascacielos, y de toda suerte de esposas, cuerdas, baúles cerrados con candados y cadenas de cualquier tipo. Las cárceles del mundo lo desafían y compiten para mantenerlo entre barrotes. Houdini huye siempre y su fama crece. Llegó incluso a ser enterrado vivo.
El destino quiso que desafiara a un desconocido a que le pegara un puñetazo en el estómago para demostrarle su resistencia física y vigor muscular. El joven universitario al que había retado obedece sin hacerse rogar dos veces, golpea fuerte, derrumba al mago y le perfora el apéndice. Houdini soportó el dolor y marchó a Denver donde tenía una función, pero no pudo acabarla. Infección veloz y masiva y, diez días después, cae el telón.
Houdini no consiguió escapar del último reto. Siempre hay un final del que no se puede escapar.

2 comentarios:

Dorian Grey dijo...

Gracias por abrirme el apetito para introducirme en la vida de Houdini...¡me has picado!..¿sabrías decirme algún libro sobre él?
saludos y salud

Marlon dijo...

La verdad es que no tengo ni idea. Yo he leído cosas sueltas por Internet.
Sé que en unas semanas estrenan una peli sobre él: "el ultimo gran mago" o algo así.
Los magos y los boxeadores siempre suelen tener grandes historias.