8/06/2008

¿GILIPOLLAS O INCONFORMISTAS?

Serrat nos lo decía en una de sus canciones más bonitas: “no hay nada más bello que lo que nunca he tenido, ni nada más amado que lo perdí”. Y seguramente sea una de las frases más certeras que nadie haya emitido jamás dentro de una canción.
Creo que nos pasa a casi todos. Sentimos añoranza por aquello que ya no tenemos, que hemos perdido o dejado escapar, y nos sentimos terriblemente nostálgicos recordándolo. Y cuando contábamos con ello, no sabíamos apreciarlo.
También nos ocurre algo parecido con aquello que no tenemos, y más todavía si es algo imposible de alcanzar. Deseamos lo que no podemos tener. Conozco a un tipo que después de varios años detrás de una chica logró conquistarla (sí, los hay. Ya hablaremos de él en otras entradas), y me contaba que al poco de conseguir su objetivo se dió cuenta de que había estado haciendo el tonto durante todos esos años: la chica no era para tanto. Y la dejó.
Supongo que todo esto forma parte de ese entramado incomprensible llamado mente humana.
Pero yo no dejo de preguntarme si en realidad es que somos inconformistas por naturaleza o es que directamente somos gilipollas.

7 comentarios:

Jaco dijo...

Yo soy del grupo de los gilipollas. Y creo que la mayoría de la gente también lo es. Aunque no digo que no haya inconformistas, pero me he cruzado con tan pocos...

Un saludo

síl dijo...

yo creo que gilipollas... de echo somos muy conformistas en general en la vida... así que, gilipollas jajaja
yo, una más :S

Guillermo Hoardings dijo...

Otro voto más por "gilipollas": la mayor parte del tiempo, tenemos más suerte de la que merecemos, y nos quejamos.

May dijo...

me sumo al grupo de los gilipollas,jejeje, sobre todo porq lo peor es ser inconformista, saberlo y no hacer nada :-(
muy buen post

Álvaro Dorian Grey dijo...

Apuntarme; gilipollas inconformista autóctono.
¿Formamos un grupos?
Saludos y salud

VICTOR ALFARO dijo...

Joder, yo que creía que iba a ser original escribiendo "yo, personalmente, soy gilipollas", pero resulta que estoy rodeado de gilipooooollas, madre!! (homenaje a la "Marieta" de Krahe).
Buena reflexión Marlon. Un abrazo

Anonim@ dijo...

Creo que sois demasiado críticos con vosotros mismos, nada es blanco ni negro y cada uno ve las cosas desde su propia ideosincrasia.

¿Gilipollas por añorar algo que nunca podreis conseguir? eso en mi particular diccionario se llama "soñar" y mientras esos sueños no se vuelvan enfermizos u os lleven a faltar a vuestros propios ideales ... ¿porque no soñar?

SObre el chico que se tiró años detrás de una piba ... es sencillo .. la idealizó en su mente y después descubrió que se había engañado a sí mismo , o también se puede dar el caso que tenga lo que hace años me dió por llamar el "sindrome del Cazador" lo divertido es el flirteo, el marcarte metas respecto a esa persona, en ver como sorprender o agradar y cuando consigues la presa, el tema ya pierde la gracia.

No es algo que me haya pasado personalmente, pero si lo he visto.

Somos impredecibles y en el fondo creo que eso es lo que nos hace diferentes.

Besos de noche de agosto.