9/28/2008

ME TOCA TIRAR



El ruido del avión, y el mundo se perdió
Y todas las miradas se centraron en mi voz
Sabía que decir, aunque
Lo dijeras al revés, yo estaría sin dormir
y las líneas de mi mano seguirían sin decir, que no se me pasó
sólo fué que olvidé, que una parte en las cosas es pura
y la otra sufrió una especie de crisis de angustia
que la devolvió sin querer dar la vuelta.
Dije sí, lo noté, como todas las cosas se vuelven de plata
Y la luz se apagó, encendiendo a su vez una estrella
Que indica el lugar donde pierdes el sueño
Y logré que esta vez, los fantasmas pagaran la cuenta y yo tiro otra vez
Y ahora, yo sé lo que tengo que hacer
Conseguirme otro par de zapatos..


De cuero y de cordón, de lágrimas y pan
Con todas las canciones que nunca llegué a tocar
Donde se durmió, esa voz y ese lugar
Se hace oír, aunque no llegó a sonar
Y las palabras no surgieron en el viento
Y es verdad que una vez yo también intenté conseguir lo que tú
Y me encontré, rodeado de gente que no conocía
Y todos sabían mi nombre.
Mi nombre es ... ese que tú me has dado
Mi nombre es ... ese que llama por tí
Tu nombre es ese que guarda mil horas
Y es verdad, que esta vez
Los fantasmas pagaron la cuenta y yo tiro otra vez...
Y ahora, yo sé lo que tengo que hacer
Conseguirme otro par de zapatos..

El ruido del avión.

2 comentarios:

Ciudadano B dijo...

Estuve viéndolo este sábado en el festival de Eutopía de Córdoba, junto a Quique González.

Gracias por recordármelo.

Mi vida sin mi dijo...

...adoro esta canción...abrí mi blog con ella, no podía ser otra...