3/01/2010

THE SWELL SEASON

ANTECEDENTES

Érase una vez un músico irlandés callejero. Por el día tocaba versiones de temas conocidos, y por la noche canciones tristes dedicadas a una ex-novia que se marchó.
Un día se paró frente a él una chica muy tímida y algo extraña. Era checa, y resulta que sabía tocar el piano. Bueno, más que tocarlo, lo acariciaba.
Resulta que con este argumento hicieron una película musical, llamada "Once", que nos ha volado la cabeza a todos los que la hemos visto en los ultimos dos años.
Se recorrieron todo el mundo, se llevaron varios premios, y sobre todo, ganaron un Oscar,, con una pelicula pequeña y sencilla, pero de las que se quedan guardadas siempre dentro de quienes la ven.

EL PRESENTE.

Después de esto, para ellos empezó "The Swell Season"
Y bajo ese nombre grabaron un disco, que les ha vuelto a llevar por todo el mundo. Esta noche pasaron por Madrid.
Y el concierto comenzó así:


Sale Glen Hansard, pasa de los micrófonos, y se pone delante del escenario a cantar a pelo, en una sala a reventar, con 1000 personas completamente en silencio. Y su voz atronando por cada rincón. A partir de ahí ya nos ganaron a todos. Dos horas y media de amor a la música y entrega absoluta. Una banda alucinante acompañánoles, y una noche especial porque era el cumpleaños de Marketa Irglova (la checa de la que hablaba antes). Invitaron a un músico flamenco que habían conocido en un Festival en Australia (que resultó ser Javier Más, el guitarrista español de Leonard Cohen), subieron a una chica del público a tocar las castañuelas que habían regalado a Marketa por su cumpleaños, se intercambiaron instrumentos, el violinista nos regaló un instrumental maravilloso, hubo muchas bromas, subío su telonero en varios temas (Josh Ritter) tocaron Falling Slowly...
Todo sin artificios. Música en estado puro. Y era alucinante ver a Glenn Hansard siempre sonriendo y disfrutando con cada canción, como si fuera el concierto más importante de su vida.
Una noche para no olvidar nunca. Se agotaron los adjetivos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

qué suerte.
ojalá vengan a esta lado del mundo.
bss
a.

illeR dijo...

Fue genial!!! Y ellos eran tan felices, en serio, hacia tiempo que no veia a nadie disfrutar tanto en un escenario, o al menos daba esa sensacion, tan sonrientes, tan estupendos ellos ¡¡¡que guay!!

Tonterias que me gustaron: Que Marketa fuese en vaqueros y camiseta, que no bajara del escenario cuando ella no tenia que cantar, se quedaba sentada en una esquina mirando a Glen y al resto, que Glen contase cosas de las canciones, que pasara lo de las castañuelas, que en la ultima cancion se asomase Javier Mas y grabase la cancion en video desde las bambalinas como un fan mas

: D : D

Tejota dijo...

De los conciertos más entrañables que he visto nunca. Espero que te guste este recuerdo que te dejo...

http://www.youtube.com/watch?v=W2X6WBSqfQs

rub dijo...

¿Qué tal Josh Ritter?
¿Sonó lo inminente o lo pasado?

Me has acercado al concierto un poquito.
salu2

acróbatas dijo...

Exacto, se agotaron los adjetivos.
Qué gran noche, aunque la mía fuese un día antes.
Besos,
Vanessa

beatriz dijo...

tú lo has dicho. sin adjetivos que lo definan.
un saludo. (la chica de las castañuelas, que pasaba por aquí).