10/25/2010

Avergonzado de ser español

Casi cada semana aparece una noticia similar o parecida: se niega la entrada a un argentino a España. Abuelas que vienen a visitar a sus hijos, alguien con contrato bajo el brazo dispuesto a empezar una nueva vida, o una estudiante camino de Alemania que simplemente estaba de paso. Me cuentan que hay casos también de otros países (un hombre enfermo, en silla de ruedas, de Ecuador, al que no dejan que ningún familiar venga a cuidarle). No importa de donde sean. No importa que sean casos cercanos o desconocidos. En muchas ocasiones se trata simplemente de humanidad. Y con cosas así, desde luego que uno se avergüenza de ser español. Ante semajante sinrazón y falta de memoria puedo llegar a entender que haya gente que llegue en parte a "odiar" a los españoles. ¿Qué demonios está pasando? ¿La crisis cerró nuestras fronteras? ¿Tanto tenemos que proteger en nuestro territorio ante la visita de "extranjeros"?
Lo más gracioso de todo es pensar que el actual gobierno español pertenece a un partido llamado "socialista". Sin comentarios.

3 comentarios:

vicko dijo...

Ironico pensar que le cierran las puertas a esta sudamerica tercermundista y olvidan que hace unos siglos la invadieron sin reservas explotando a su gente y sus riquezas, que en parte sirvieron para que sean lo que son ahora.
VICKO (PERU)

Bastet dijo...

Lo más vergonzante como dices es la falta de memoria histórica, cuando España estaba atravesando una de las peores crisis de su historia durante el franquismo y las personas huían para refugiarse en países como Argentina, México, etc, y más adelante, aún en la dictadura, cuando en España la peseta no valía nada y la gente se moría de hambre, los españoles tenían que emigrar a Alemania, a Cuba, Venezuela, etc, etc, etc... y ahora que va "relativamente bien", no sólo ponemos fronteras, pegas y todo eso, sino que perdemos la memoria de haber sido, no solo otrora un pueblo invasor (por haber hecho todo lo que se hizo en Latinoamérica), sino más adelante un pueblo emigrante (sobre todo en el siglo XX). Lamentable que se olvide todo ello en favor de unos valores que no hacen más que FOMENTAR LA XENOFOBIA, y estigmatizar al emigrante, obviando y olvidando que un país como España, hoy día, no sería lo que es -lo poco que es y significa en Europa en comparación con las otras potencias- si no fuera por la emigración precisamente latinoamericana. Y en vez de mirar lo objetivo se lleva a unos extremos, se banaliza, se hace demagogia y el pueblo español se olvida de quién fue en el pasado, viviendo un falso y tristísimo presente en torno al emigrante. Un tema que, por otro parte, daría para mucho, muchísimo que hablar y debatir. Pero estoy contigo en esta entrada, comparto tu opinión, te aplaudo.

PD: Un español que ante todo es ciudadano del mundo

Wendolina. dijo...

Ni patria ni bandera, ni raza ni condición, ni límites ni fronteras, extranjero soy.

Una vergüenza, sip...

Un beso.
Wendolina