12/28/2010

Desatinado y beatífico (a partes iguales)

Mientras duermes
tan lejos de mi
Yo sueño contigo
y ato con un lazo
la certeza de tenerte
al mismo tiempo que te amo
de forma tan profunda
que a veces cuesta que salga
(como cuesta que salgan los secretos).

Mientras duermes
se aparece tu cara sobre mi almohada
como una aparición divina
y me declaro creyente confeso
de todas las religiones
que te tengan como diosa
sueño con Córdoba y Marrakech
con ahuyentar mariposas
y malos augurios
con la certeza de estar vivo
cada vez que me veo en tus ojos,
reflejado igual que un sediento
se ve en el agua de un oasis
en medio de este desierto
que, a veces, es la vida.

Y viajo sin moverme
desde salas de espera
que no esperan a nadie
y miro por ventanas
que no dan a ninguna parte
desatinado y beatífico
a partes iguales
y a veces sonrio
al pensar que te tengo
Al menos por un rato.

2 comentarios:

Minuet dijo...

Me erizas el alma con tus palabras..ojalá se me permitiese por un instante, un milagro, que estas palabras, aunque tuyas, fuesen mi deseo para que los REYES MAGOS, las dejasen en la almohada de mi TODO..de él....!cuanto le echo de menos!..y aún creo que le seguiré echando de menos de por vida...

Gracias Marlon y un beso. Feliz año

Anónimo dijo...

ohhh que bonito... te leo aun a 10,000km...

un beso....