12/27/2010

fue aquella despedida

la que aún me baja por la garganta.
igual que lo hicieron por la escalera
un estrépito de maletas donde no quedaba hueco para mí.
la que recuerdo mientras escribo tumbado en la cama,
y los malditos aspersores se levantan como cada madrugada
regando de insomnio al vecindario.

fue aquella despedida
la que mancha cada día disfrazada de rutina
la que recuerdo mientras leo poemas de Marzal
y me preparo la cena en horas inmundas
en que deberia hacerse cualquier cosa
menos preparar una cena

fue aquella despedida
la que aún aguarda en un rincón de la cama
y pone en pie de guerra a lo que escribo
la que no me dejó decirte lo que deberia haberte dicho,
en medio de tu abrazo, como por ejemplo:
"guardo la luz de tus amaneceres en una caja fuerte
que abriré cuando vuelvas",
"tu sonrisa y tu perfume han alquilado un balcón con vistas a mis sueños"
o simplemente "gracias, por devolverme la fé perdida"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"tu sonrisa y tu perfume han alquilado un balcón con vistas a mis sueños"

me encanta!!!!!!!!!!!!!!

Minuet dijo...

..y de despedidas sin palabras me halló ahogada..así que tomo las tuyas y, como si de una niña se tratase, las hago propias... y él se fue diciéndome "tu sonrisa y tu perfume han alquilado un balcón con vistas a mis sueños"... precioso... así puedo seguir caminando...

Gracias por rellenar mi despedida y un beso lleno de silencios

vicko dijo...

Solo falta la acostumbrada banda sonora, yo le pondria "la despedida - Fito Paez" deberian escucharla. Me diste una idea para escribir hoy. Gracias
ATTE: VICKO

Anónimo dijo...

Momentos que jamás podrán borrarse de nuestra memoria... como aquella despedida.