1/11/2011

pero nunca, nunca...

Le pondré tu nombre a las calles de medio mundo.
Haré el amor en diversos idiomas.
Me emborracharé con otros perfumes.
Me seguiré perdiendo en medio de nieblas ajenas.
Seguiré mirándo al futuro desde muy lejos.
Aprenderé a tocar algo clásico al piano.
Me desengancharé y me convertiré en otro.
Aprenderé a sonreir en las fotos.
Las despedidas me dejarán de doler.
Haré amigos en este psiquiátrico.
Viajaré sin camello por el desierto.
Me arrojaré a las vías del tren.
(para evitar que alguien se marche).
Estrenaré el traje que compré hace dos años.
Me acostumbraré a los madrugones.
Encontraré la receta del olvido.


Pero eso sí,

prometo que nunca, nunca

volverás a dolerme.

3 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

mmm...

Minuet dijo...

Tus palabras son.... no sé lo que son porque nublan las mías....

Gracias por hacerme sentir esto...

Minuet dijo...

Me dejas tan perpleja que olvidé decirte, que sería un placer y un honor que te pasases por mi blog...Gracias y bso

http://unarameraunabombayuntemporizador.blogspot.com/