4/28/2011

Felicidades. Eres más fuerte que la primavera. Ella, sólo la sangre altera. Tú, sin embargo, alteras todo mi organismo. Ahora que el mes de abril llevará tu nombre cada año. Que cambiaste mi vida y los deseos que pido cuando veo estrellas fugaces o soplo las velas del cumpleaños. Ahora que mis heridas de guerra pasaron a mejor vida, saqué a relucir mi bandera blanca y escribí en ella un par de versos para tí. Que ya no soy lo que era, que yo andaba bastante dolorido cuando te encontré. Que ya no me quedaban alas de respuesto, y sin embargo me tiré desde el precipicio de tu amor. Aunque este milagro sea breve, me hará recuperar la fe. Y que esta semana de pasión, acabe en resurrección. Porque tú llegaste a mi. Porque te entregaste y yo sólo pude dejarme llevar. Y ahora tu número preside la agenda de mi móvil, con mayoría absoluta.

3 comentarios:

Vicko dijo...

Entonces te llego el amor, que bueno, es la primera vez que leo algo así en tu blog desde que te sigo. Me alegro por ti.
Nos vemos entre corazones repuestos.
Tchau

mflorencia dijo...

qué encanto!

Minuet dijo...

.."ahora.." vuelves a hacerme pensar que los sueños son posibles... "de nuevo y como siempre"..

Bsos