4/06/2011

Piezas. Puzzles. Encajar. Virtudes y defectos.

Ya tengo asumido
que nunca seré capaz
de montar un mueble de Ikea
ni de terminar los puzzles
que la vida me pone delante

Ya he aceptado que jamás
podré salir a tomar sólo una copa.
Que, muy a mi pesar, no aprenderé a silbar,
que seguiré abriendo pipas con la mano
y que nunca venceré el miedo a volar
(si se trata de hacerlo en aviones, claro)

Sé que nunca seré buen cocinero
y que me costará dormir si no es a tu lado.
Que nunca aprenderé a decir adios
ni a encajar el olvido en mi perspectiva
de lo que debe ser la vida

Ya sabemos que nunca iré bien peinado
y que lo de aparcar el coche
nunca será una de mis grandes virtudes.
Al igual que ordenar los componentes
de lo que se supone ha de ser
una vida medianamente normal.

Pero eso sí.
Ahora que la primavera muerde con sus garras
lo que queda de mí
en un miércoles de resaca.
Prometo que nunca.
Y digo bien, nunca,
dejaré de escribirte.

2 comentarios:

manolilloc2c dijo...

Chulisimo, y muy romantico, otro de tus defectos quizas?

Clementine dijo...

Perfecto..
Nunca dejes de escribirla.
:)