4/12/2011

Problemas de ubicación horaria

Imagina que tienes un trabajo para el que tienes que madrugar mucho. Pongamos que a eso de las 5 de la mañana. Bien.Imagina que un día te levantas, como cualquier otro, es decir, deseando morir. Igual que un zombie llegas hasta la ducha y te metes bajo el agua ardiendo, como una terapia para abrir los ojos. Algo más despierto sales de la ducha, y te preparas un café bien cargado mientras te vistes. Estás listo. Sales de casa. Al poco de andar por la calle empiezas a mosquearte, ya que no se ve a nadie. Aún es de noche, pero hoy no ves a los habituales de esas horas: el quiosquero, los primeros trabajadores, el de los churros... Y sigues andando hacia el garaje donde tienes el coche. Es invierno. Hace mucho frío. Llegas a tu coche con las manos heladas. Enciendes inmediatamente para que la calefacción empieza a ser tu trabajo. Y entonces se enciende la luz del reloj del coche. Son las 2 de la mañana. Y te sientes tan estúpido como aquella vez que una chica te rechazó en el recreo cuando ibas al instituto. Estúpido. Pero al menos sabes que puedes volver a la cama y dormir un rato más.

4 comentarios:

Clementine dijo...

Alguna vez me ha pasado eso, pero me doy cuenta de la hora ya por el pasillo, pienso que estoy un poco loca, y vuelvo a la cama.

Minuet dijo...

No sólo lo imagino, es que me ha pasado, encima yo no tengo coche y me senté en la marquesina del autobús esperando y esperando, hasta que, más o menos, una hora después, pasó un jardinero y me dijo algo así "guapa, que haces a estas horas si no se han puesto ni las calles, aún no pasa el bus, son las 3 de la mañana"..y como dices, me sentí gili pero feliz de poder volver a dormirme, de hecho, de acosté vestida y arreglada para no perder mas tiempo, jajaj...

Hay que reírse de estas cosas, porque como las tomemos a mal, ufff

Besos despiertos

Antoine Lamarck dijo...

A mi me ha pasado un par de veces, la primera fui una hora antes, y me di cuenta al entrar al parking del trabajo, me di la vuelta y pude dormir media hora mas. La segunda me desperté pensando que eran las seis de la mañana y cuando salí al salón de casa y vi a mi familia viendo la tele, me di cuenta que eran las seis de la tarde y que me despertaba de la siesta.
De todas formas creo que voy ganando yo, he llegado mas veces una hora tarde al trabajo que una hora antes y eso son horas de sueño a mi favor.
Ciao.

síl dijo...

jajajaja yo creo que eso nos ha pasado alguna vez a todos... que sensación de pringao, verdad? ;) lo que pasa que a las 2 debe ser peor :S pobre! igual era porqué además de poner las calles ese día debías poner algo más? ;)