9/20/2011

24

Un día, de forma extraña, concisa y sorprendente, encuentras en unos labios la paz que habías perdido. Se para el mundo, los relojes se congelan y nada vuelve a ser lo mismo. La vida es para los valientes, verdad? Pero hay ocasiones en que ser valiente es lo mas fácil que puedes hacer en la vida. Abrir las ventanas, que entren el sol y el aire y volver a nacer. Aprender a respirar de nuevo, convertirte en alguien mejor, y traducir en amor hacia una persona todo el odio que albergas en otro lugar. Y pensar en la de planes pendientes que quedan por traducir, la de verbos que quedan por conjugar: constelar nuevas estrellas, abrazar más tardes de domingo, recordar planes de futuro, llorar de alegría por tanto. Escribir en una poesía lo que significa ser feliz. Y quemar todas las banderas blancas. Caminar por las huellas que dejas en la nieve cada mañana de agosto. Soñar mundos mejores. Porque ser valiente es apostar sobre seguro, sabiendo que sólo por intentarlo ya has ganado. Y dejar de tener miedo por las noches.

3 comentarios:

Vicko dijo...

Empezar de nuevo y hacerlo mejor es una de esas cosas maravillosas que nos acercan mas a la felicidad. Tienes una hermosa forma de describir las cosas.
Nos vemos en el camino.
Tchau

Aynosé dijo...

Mi enhorabuena...

illeR dijo...

OHh!! Me encanta, mucho, muchisimo :_ )

todo cambio en un minuto extraño