11/03/2011

Cartas desde el DF (1)

Aterrizar en el DF y desayunar unos tacos. Previo atasco, claro. Vencí al jet lag, al smog, al mal de altura y creo que a la venganza de Moctezuma, al menos de momento. Trato de seguir el ritmo y adaptarme a una ciudad que es intensa en todo, en su comida, en su trafico, en su gente, en su luz. Cientos de coches bloquean las avenidas mientras  yo miro por  el vidrio del auto a unos niños que piden dinero en un semaforo. Doy un largo paseo por el barrio de Coyoacan, donde se respira cultura, y donde los indignados del sur han plantado sus tiendas de campaña, siguiendo lo que un día empezamos en una plaza llena de Sol. El 2 de noviembre se celebra el dia de muertos. La gente elabora sus altares, llenos de luz, para recordar a los ausentes. Y yo, a 9000 kilometros de distancia, recuerdo a los mios.

3 comentarios:

Adriana Gutiérrez Espinoza dijo...

Interesante tu percepción de la ciudad de México...No la conozco, pero sí sé de lo que se trata. Los tacos son buenos, al horario te adaptas, el smog...pues...la altura pasa de largo (siempre que no tengas mal cardíaco), y los trastornos gastrointestinales por beber agua de México siendo de otro país...creo que es sólo una historia de terror (eso espero ja!!).
Seguro que vas a estar bien, porque los tuyos te acompañan aún en un sitio tan ajetreado.
Saludos.

Vicko dijo...

Y que hacen tus palabras en este noviembre azul por México? Será que un día llegarás hasta Perú? Si eso pasa, no olvides avisar.
Nos vemos en el camino.
Tchau

D'angelik dijo...

Soy mexicana, poblana además, y me encanta que estés en mi país. No puedo esperar para verlo a través de tus ojos...