11/23/2011

El poema que hablaba de ti y de mi. De mi, y de ti...


Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.
     
Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?
     
Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.
     
Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,
     
una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,
     
que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.
     
Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?
     
Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.
     
Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.

Amor a primera vista - Wislawa Szymborska

2 comentarios:

Minuet dijo...

Siempre lo consigues Marlon, por eso te he echado tanto de menos, siempre das en la diana, "la casualidad" cuantas veces habrá estado escondida mirando como una niña traviesa, las veces que dos futuros amantes se cruzaban, se miraban, o simplemente miraban al mismo cielo...mirando, esperando, sin hacer nada...sólo observando antes de disparar el destino...

Siempre me llenas el alma.

Hoy me quedo releyendo esto:


..."Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad..."

Gracias
Un fuerte abrazo

Adriana Gutiérrez Espinoza dijo...

Que lindo esto que compartes con nosotros.
Cuanto de casualidad (no creo en la casualidad) y cuanto de inevitable hay en los hechos. Han sido días difíciles, complicados...incluso para quienes no estamos lejos al sitio donde pertenecemos.
Aparecen como anillo al dedo estas melodiosas y ciertas letras, que inundan de nostalgia, lo que ya es todo un páramo, donde sólo habita la ausencia, únicamente hay eso... nada más.
He aquí la personalización de la lectura.
Saludos.