4/16/2009

A VECES LLEGA UNA LUZ

No sabes cómo ni cuándo. No tienes ni idea de dónde viene. Pero de repente llega. Una luz se apodera de tí. Todo lo malo se convierte en bueno. Lo negativo te da más fuerza. Encuentras todo lo que necesitas y tienes tu propia paz, aunque nada haya cambiado en tu vida. Ves sólo lo positivo y cambias la realidad con sólo un leve vistazo. Aprendes a sonreír más a menudo. Borras el blanco y negro y vuelves a pintarlo todo. Repartes abrazos. No te importa lo que piensen los demás. Dejas el disfraz guardado en casa. Te ríes cuando ves que pierdes el autobús por la mañana. Cantas a cada rato. Aunque todos te miren.

Y todo esto, sin que nada haya cambiado en tu vida. Así, de repente.
Será que vas aprendiendo a vivir.

6 comentarios:

viajera en el tiempo dijo...

yo sigo buscando esa luz. quiero creer que para mi también existe, pero me cuesta mucho encontrarla. Seguiré viajando hasta dar con ella...

Álvaro Dorian Grey dijo...

Y sino aprendemos a vivr.... por lo menos lo intentaremos compañero.
Saludos y salud

Jara dijo...

Claro que si! :)

kika... dijo...

supongo que tiene algo de aprender.

aunque me parece que es mucho más cuestión de desaprendernos, de olvidar lo adquirido, de volver a un cierto origen, un estado de primitivo asombro...

(gracias por tus comentarios, me gusta tu blog, espero que nos sigamos leyendo)

besos y magia,
K

Anónimo dijo...

Sin que haya cambiado nada en tu vida?

No será que cambiaste vos?
O permitís el cambio...
O porque sí.
En Abril todo es posible.

Amalthea dijo...

Será...