6/16/2010

También lo es en mis pesadillas

- Vale. Resulta que llegas a mi vida. La pones del revés. Yo iba en un barco perdido, a la deriva y en medio de un océano en el que no paraba de dar vueltas. Y vi la luz de tu faro. Me invitas a tu isla desierta. Así como la de Lost. Curas todas mis heridas. Me haces de psicóloga y de profesora de inglés. Me alineas los chacras. Me pagas una terapia de constelaciones familiares. Me inundas de calma y de luz. Vamos, que me dejas como nuevo. Y cuando ya estoy perfecto, y vuelvo a sonreir en las fotos, tú vas y desapareces. Llego un día a tu casa y me dicen que has dejado de existir. Esto va de ese rollo, no?

- No, eso es en la película de Noviembre Dulce.

- Ya, pues también lo es en mis pesadillas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

puede ser el dulce Agosto...

Me llaman octubre... dijo...

una vez escribí "esto es lo malo de convertir a una persona en tu punto cardinal más importante: en tu norte".

venga va, sonríe en la próxima foto que te hagas/n.