2/14/2011

Eso sí que es estar triste

Me senté frente a tí. Mirándote a los ojos. Igual que aquella vez. Todo estaba en silencio menos yo. La noche y todo lo demás. Te hablé. Con los ojos llorosos. Te dije que te echaba de menos. Y que seguía pensando en tí. Probablemente no te lo creerías. Me dirías que soy un cursi. Pero necesitaba hablarte. Lo sigo necesitando. Igual que el aire. Y el agua. Vi tu mirada. Tu sonrisa. Como si estuvieras de nuevo aquí. Conmigo. Con nosotros.
Pero no. Sólo era una foto. Lo más duro es saber que no volverás a verla nunca más. Y cuando digo nunca es nunca. Con todo lo que ello conlleva. Y cuesta acostumbrarse. Por mucho que pase el tiempo. Y eso sí que es estar triste.

5 comentarios:

Minuet dijo...

Un "Nunca" es demasiado triste, creo que nadie está preparado para escuchar y aceptar un "NUNCA"...

Bella entrada, y si, muy triste...

Besos

illeR dijo...

Ya se sabe que peor que el olvido
fue frenar las ganas de verte otra vez

Wendolina. dijo...

Nunca digas nunca más, ni este cura no es mi padre, ni estas bragas no son mías ni esta picha no me cabe. Sabiduría popular.

Nunca, al igual que para siempre me parece mucho tiempo.

Yo también soy una cursi, aunque no lo parezca, y no por ello soy peor persona.

Un beso.
Wendolina.

supergiulia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mc clellan dijo...

Y cuando digo nunca es nunca... Qué texto tan fantásticos. Joder, yo intento no pensar en ello, pero es verdad. Yo todavía no puedo mirar las fotos y hablar al mismo tiempo. Me resulta cruel hasta su recuerdo. Me falta. Me falta más que en los primeros meses. Me falta tanto que no duele, quema. Me falta y no puedo hacer nada, sólo darle vueltas.