2/08/2011

LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL QUE TIENE UNA VENTANA

Debo reconocerlo. Estoy perplejo. La "crisis" en la que estamos sumidos es de un calado histórico trascendental. Nos están "robando" derechos a los ciudadanos de las "democracias" europeas y se está desmantelando el Estado de Bienestar. En el Siglo XX se lograron conquistas sociales históricas que en este comienzo de Siglo XXI están empezando a quitarnos. Y, sin embargo, veo a muy poquita gente denunciar, protesta y patalear ante lo que sucede a nuestro alrededor. De ahí mi perplejidad. Especialmente hablo de gente que tiene "ventanas" a través de las cuales pueden dirigirse a un grupo de gente. En concreto hablo de representantes de la mal llamada cultura.
Veo a músicos quejarse terriblemente del daño que les hacen las descargas ilegales (es curioso, la mayoría de los que se quejan son faltos de talento o sobrados de dinero), a gente del cine con el mismo problema, a bloggeros poéticos varios, a cantautores "modernos", a músicos indie-pop, etc. Veo a cada loco con su tema. Bueno, sí, hay algunos "multiculturalistas buenrrollito" que hablan de los grandes problemas de África, el hambre en el mundo, y los necesitados en otros lugares. Lo cual está bien, pero antes de mirar afuera conviene mirar adentro. Me gusta que te preocupes por los saharauis, pero no ignores al mendigo que vive en tu barrio.
Hace unas semanas leía a Zizek y su teoría de que la ideología dominante en esta época de Globalización es precisamente la falta de ideología. Y eso está empezando a hacer mucho daño a nuestra socidad. En España hay casi 5 millones de personas en paro, cada vez más gente viviendo en el umbral de la pobreza, se hacen reformas para abaratar el despido, se recorta gasto social y se aumenta la edad de jubilación (entre otras muchas cuestiones). Sin embargo, veo al personal preocupado porque se descargan sus discos, otros con el problema de que no van a poder descargarse todo lo que quieran y a otros terriblemente obsesionados y llenando de spam los correos ajenos para anunciar su 18º concierto del año en la misma sala de siempre. Y a mí me parece que conviene establecer prioridades y repartir esfuerzos. En un mundo en el que la gente con dos carreras, un master y dos idiomas tiene que trabajar poniendo copas, o directamente ni eso (ya que están "sobrecualificados") me parece cínico y egoísta andar llorando porque tú no puedes dedicarte a la música o porque no te financian las películas. Bienvenido al club, colega. Todos estamos jodidos, pero al menos algunos tratan de modificar la realidad. La de todos. No solo la suya propia.

4 comentarios:

illeR dijo...

Se callan porque no les interesa meterse en cuestiones políticas, ni criticar... el amiguismo, el estar bien con todos por si acaso es lo que se estila.

vicko dijo...

Para la mayoría la salida fácil, es no ver ni oír lo que no te gusta del mundo, así no te sentirás culpable por no hacer nada... y mas fácil aun quejarse por lo que no hacen otros.

User: 0 dijo...

Le sumo otro grupo de gente amigo Marlon, ese que se dedica a dar lecciones morales a todo el mundo sobre lo que hay que hacer y luego no lo hace. No basta con decir, esto está mal, esto no se hace así… Entonces ¿Cómo lo hacemos? ¿Por dónde vamos a empezar?

…¿Qué ganas con estar gritando en el sofá?
Lo importante no es que piensas
si no que viene detrás…

Jara dijo...

aplausos