2/16/2011

RECONSTRUYÉNDOME

Probé con los aeropuertos y el té verde. Con el humor negro y la vendetta. Escribí la biblia en verso y agoté las servilletas. Viajé a sitios que ni siquiera sabía donde estaban. Hasta pensé en hacerme un fotolog. Reflexioné, medité, y me desenganché. Mis chacras están bien. A ratos lloré un poco, como todos. Me gasté varios sueldos en un nuevo armario. Ahora le doy a las vitaminas y al calcio. Hice fotos en París que a la gente le gustaron. Me dieron un trabajo. Seguí escribiendo y viviendo. Papá se jubiló. Dibujé mi alma en el vaho de un cristal. Y le hice una foto. Ah, también voy a sacar un libro. Y un EP!
Ahora soy este: difuso, pero concreto. Abstracto, pero real. Indolente, pero centrado. Pero eso sí, todo a partes iguales. Y con los ojos cerrados.

3 comentarios:

vicko dijo...

Reconstruirnos es la única forma de seguir vivos, así que hay que disfrutarlo.

kika... dijo...

De eso se trata precisamente. De reconstruirse.

Todo el tiempo.

besos
K

Anónimo dijo...

Todos se expresan como si fuesen expertos en todo y entonces me pregunto ?Por qué no son felices?


Luna