7/22/2011

Para que vuelvas

Regaré las plantas del silencio. Ataré mis fronteras a tus párpados. Esperaré con las luces encendidas. Aprenderé a ser lo que tengo que ser. No dormiré si no es para soñar contigo. Seguiré mirando por la ventana, viendo la vida pasar. El tiempo se convertirá en una excusa para esperarte. Mi pies descalzos soñarán con seguir tus huellas en este verano que no quiere darnos calor. La nada será el todo. Mi mirada reflejará lo que fuimos tú y yo, cuando éramos tú y yo. Y el dolor esperará en mi garganta. Pensando que llegó el momento de escapar de mí, y volver a dejarme respirar.

2 comentarios:

Ene dijo...

Despierto también se puede soñar. Soñarla...

Me ha recordado, una frase, al título de un libro de Alberto Espinosa.

Besos.

illeR dijo...

Asociación mental-musical AQUI