7/16/2008

LIBERTAD Y VIAJES

Hace ya unos cuantos años hice un viaje a Barcelona en tren. Recuerdo que era la primera vez que viajaba solo, y no se me puede olvidar la sensación de libertad que tenía dentro de un vagón rodeado de guiris tostados, viendo pasar la vida fugaz a través de las ventanillas. Eran unas 7 horas de viaje, y aquello pareció una eternidad. Desde entonces, cada vez que me voy de viaje respiro bocanadas de libertad, y asocio el hecho de viajar a esa sensación. Es como si no pudiéramos ser libres allí donde vivimos habitualmente, allí donde nos atan la rutina y el pasado.
¿A alguien más le ocurre o soy yo el raro?

6 comentarios:

Álvaro Dorian Grey dijo...

Efectivamente, pero cuando llevo mucho tiempo fuera... hecho de menos mi casa (como ET) y esta loca ciudad que es Madrid.. ¿Soy raro?
Saludos y salud
P.D. Yo también he hecho varios viajes nocturnos en tren a Barcelona y ufff.... que pesadez

Andina dijo...

Tengo al suerte y el palcer de vivir en un lugar pequeño, donde la gente aun es libre de esa urgencia que te obliga a exclavisarte del reloj. Un lugar donde todavia se puede elegir entre dormir la siesta o salir a caminar, o leer.
Pero SI, la libertad de los viajes es real...porque uno se siente diferente. Además que lindo es viajar, no?
Andina

Alberto dijo...

nos pasa a todos. Es más, durante el primer interrail que hice, me escuché mil veces un disco, que ahora todavia cuando lo escucho, me recuerda todas esas sensaciones.

Por cierto, muy chulo el nuevo theme :)

nu dijo...

A mi me encanta la sensación de viajar sola, ya sea en tren, avión o autobus. No solo la libertad, sino también la sensación de independecia. El tiempo que tienes para pensar, leer, dormir, soñar...

Eso si, me gusta que cuando llegue a mi destino haya alguien esperandome para darme la bienvenida.

síl dijo...

...hace un tiempo me dí cuenta que ese era uno de los mayores motivos que me solían empujar a viajar... a vecos eso me hace sentir triste y agobiada, por no saber encontrarlo en mi ciudad, pero me reconforta saber que cualquier lugar del mundo podría ser mi lugar...

abrazos libertarios ;)

Liedchen dijo...

Sí, para sentirme libre, necesito huir de lo que concozco, sentirme anónima..