2/10/2009

EL REMEDIO Y LA ENFERMEDAD

Desde que cambié la cama de sitio (debe ser la quinta vez en menos de un año que cambio la decoración de mi cuarto), tengo problemas para dormir.
Como no podía dormir me dijeron que hiciera ejercicio. Ahora no sólo me muero de sueño por las mañanas, si no que también me duelen hasta los dientes gracias al gimnasio.
También me recomendaron que leyera, y lo hice. 900 páginas de Murakami (el pájaro que da cuerda al mundo).
También empezaron a ser necesarias las siestas, para compensar el sueño perdido, y ahora acabo de despertarme de una a las 10 de la noche (la de después de cenar).

Puede que lo mejor sea volver a cambiar la cama de sitio.

También tenía problemas para actualizar el blog, ya que mi inspiración se fué volando al mismo sitio que la de tantos otros (estará con la de Bono de U2 o la de Robert Smith).
Y me dió por escribir esta clase de textos.

No, si al final va a ser verdad lo de que muchas veces es peor el remedio que la enfermedad.

4 comentarios:

nu dijo...

Curiosamente esta misma tarde he redecorado mi habitacion temporal. Necesitaba un cambio, para poner las cosas en el lugar que creo que es el correcto.

Cuando no puedo dormir cojo mi iPod y me pongo algo de música. Nunca falla, en la tercera o cuarta canción ya estoy dormida...

Álvaro Dorian Grey dijo...

Lo que debes hacer es no hacer caso a los consejos de los demás; esto es un consejo...
saludos y salud

Jara dijo...

que le pasa a "esta clase de textos"??? hay poesía en todos lados, javito (si tu me llamas jarilla yo te llamo javito, ale :P)

síl dijo...

ten cuidado donde pones las cosas... al final va a resultar que el feng shui es cierto!
uf, ayer yo hice com tres siestas!!!