2/17/2009

LO QUE ESCRIBO

A veces tiene vida propia. Abre las ventanas y sale de mi casa. Camina por la calle con cara de despistado. Se sube a un vagón de metro rebosante de sueños rotos. Vuelve a la luz y camina hasta tu casa. Se cuela por un rincón entreabierto de la ventana. Trepa hasta tu cama y llega hasta tí. Sube por tus piernas y te habla:
"Hola,¿qué tal? ¿te acuerdas de mí?"

Es como una postal, pero más moderna.

1 comentario:

Aynosé dijo...

Por es siempre es bueno dormir con la ventana un poquito abierta.


:)