7/01/2009

CUESTIÓN DE VÉRTIGO

Perdonen que me salte la norma y escriba por una vez en primera persona, desde el infierno veraniego en que es mi casa a las 4 de la tarde. Haciendo caso a consejos pseudo-psicologicos con muy poco de cuerdos, pasaré a relatarles mi vida reciente:

Resulta que apenas tengo tiempo para actualizar el blog, debido a que ando últimamente afectado por diversas y variadas cuestiones de vértigo.
En primer lugar, el sábado próximo termino un Master en el que anduve metido últimamente. Y lo hago presentando durante 15 minutos mi proyecto final ante un tribunal de señores encorbatados y señoras de aspecto amable y peinado imposible. Como comprenderán, el estado de inquietud irá en aumento de aquí hasta entonces.
Tras esto, y sin apenas tiempo para aterrizar, visitaré a un señor de bata blanca el lunes que decidirá si entro en un quirófano por primera vez en mi vida (el nacimiento no cuenta,no?). Nada grave, aclaro, pero uno es un miedica, qué le vamos a hacer.
Las cuestiones relativas al vértigo existencial me llevaron también en los últimos días a plantearme una serie de dilemas y decisiones sobre mi futuro que, al menos de momento, quedaron en suspenso.
Y pondré fín al vértigo veraniego tomando un avión que me llevará a tierras londineses. Y sí, efectivamente, sufro un terrible pánico a volar.

Y mientras la vida sucede, me dediqué a hacer planes. Mientras la vida sigue su curso, observé horrorizado en el telediario cómo hay cuestiones que parecían condenadas al blanco y negro y sin embargo vuelven a aparecer en el siglo XXI (¿alguien entiende algo de lo que ocurre en Honduras?). Mientras los trenes se marchaban, tracé melodías y versos ajenos y propios aferrado a una guitarra en un lugar con vistas a Lavapiés. Mientras esperaba autobuses que nunca llegan, leí "Política de hechos consumados", el libro de Nacho Vegas (gracias por el regalo L.!)
Y mientras las piscinas se iban llenando, recordé 730 días que por mucho que aumenten nunca conocerán el olvido...

Les dejo con una vieja canción, que al menos para mí nunca deja de tener sentido:

6 comentarios:

Mi vida sin mi dijo...

...vértigo por un cruce de caminos?? recto, torcer, dar marcha atrás, en el fondo decidir, a veces tan fácil y otras...

me quedo con 730 días de no olvido...

PD. Mucha suerte en la presentación!! ;)

Álvaro Dorian Grey dijo...

Madrid a las 4 de la tarde ..... y con esos pensamientos.... déjalos para por las noches frescas de Madrid, que seguro, se ven de otra manera.
Suerte en la presentación.
saludos y salud

Marian dijo...

suerte

y un abrazo!!!!!!!!!!

LoreVero dijo...

Mientras te leia automaticamente tenia en mi mente la melodia de la cancion de Ismael...
y pensaba que una vez que el Vertigo pase, y cada una de las cosas se hayan cumplido podras decir:"como pasa el tiempo" y cuando te mires al espejo, te reconoceras,seras otro, pero con muchisimas cosas que estas experiencias tan distintas te dejaran...
Espero que el vuelo y la entrada a quirofano pasen rapidisimo..pero disfruta de Londres y envianos postales desde el extranjero...
Suerte!!!

síl dijo...

seguro que todo sale genial, javi! un abrazo grande

illeR dijo...

Gran canción!!

Suerte en todos tus próximos eventos, decisiones y demas