3/07/2009

ESCRIBIENDO UN CUENTO LLENO DE VENTAJAS

Me dejo llevar un poco, aunque a veces parezca mucho. Investigo en la teoría de los semejantes. Sonrío, intentándolo cada vez más, pase lo que pase. Aunque a lo mejor llego tarde para que me salgan arrugas por mi sonrisa. Trato de no hacer daño, de andar de puntillas para no hacer ruido y no molestar. Y me hago experto en la asignatura de volar sin aviones. Será de tanto repetir.

Y espero a que llegue el futuro y me abrace, con su manto de promesas por cumplir. Y que ese manto cure todo el frío, o al menos un poco...

2 comentarios:

Marian dijo...

Eso es, sonríe y no pares de hacerlo!! ;)

Muá

Álvaro Dorian Grey dijo...

Quizás ayudastes más a la chica de lo que crees...
saludos y salud