12/08/2008

EN ESTADO DE RESUMEN

Acabas de despertarte de una siesta de 3 horas y aún tienes la cabeza dando vueltas. La maleta está abandonada, abierta y llena de ropa con olor a humo. Si me paro a pensarlo tengo serias dificultades para saber el día en el que estoy. El sueño de 3 capítulos fuera de la rutina se acabó y ahora toca un aterrizaje forzoso. Echas un vistazo a los titulares del periódico mientras piensas que cada vez te interesan menos las noticias que cuentan. Reviso el material para textos y canciones y creo que empieza a rebosar, como ceniza en un cenicero. La voz de Nacho Vegas suena a lo lejos, como tienen que sonar algunas cosas. Yo me duermo en el asiento de copiloto del coche mientra veo pasar la vida y los paisajes. Y me acuerdo de ellos y de ellas, que tanto me dieron.

Ojalá fuera posible detener el tiempo a veces, aunque fuera por un rato.

2 comentarios:

YO dijo...

Quiero que llegue la primavera ya! Y que a la gente se le pase este estado maniaco-depresivo que inunda todo, y que seamos felices...
Total, tú pides detener el tiempo, yo solo quiero adelantarlo, me parece una visión un poco más optimista (al fin y al cabo, el reloj juega a mi favor...)

Un besote

Azuky dijo...

Ojala...