6/15/2011

Algo falla

Proteste usted pero que no se note. Quéjese, pero por supuesto, siguiendo las normas establecidas. Puede gritar, maldecir, o blasfemar, pero sin que nosotros le escuchemos. Hágalo en voz baja. Ejerza la democracia, pero sólo de la forma en que nosotros le digamos. Si no lo hace así, le llamaremos fascista, radical, antisistema, y acosador. Además, le atacaremos desde nuestros medios de comunicación.
Venga al Congreso y alze la voz. Le echaremos. Corte las calles y le daremos una ración de porrazos. La legitimidad es lo que nosotros le digamos. La realidad es la que es: la nuestra.

------------------------

Se están empezando a poner muy nerviosos los políticos españoles. No están acostumbrados a que la gente les diga la verdad. A que les corten el paso, a que les griten a la cara. Ellos vivían muy tranquilos con "su" sistema democrático, ese que constía en votar cada 4 años y luego callar. Ahora tienen miedo, y dicen que esto no es democracia. Y que los que les atacan son todos unos radicales y unos fascistas.

1 comentario:

Minuet dijo...

Sus nervios y su miedo son nuestra victoria... GRITAR nuestra arma...

Parece que tienen los límites mas acotados de lo que creían, pero tapaban bien bajo la cortina de humo llamada "SU democracia"...

Seguiremos gritando y tocándole los "puntos neurálgicos" (por no ser malsonante)

Nos leemos
Un abrazo