6/15/2011

Estamos empezando a darnos cuenta del poder que tenemos

Creo que estamos reaprendiendo el significado de "soberanía popular". Esa frase que significa que el poder reside en el pueblo. Parece redundante, pero en los últimos años tengo la sensación de que se nos había olvidado. El pueblo español está despertando de un largo letargo. En las últimas semanas lo estamos viendo: la gente ha acampado en las plazas, ha salido a la calle, ha gritado en la puerta del Congreso (supuestamente, algo ilegal), se ha manifestado en día de reflexión (ilegal también), se le ha dicho al Príncipe de España, en su cara, que abdique, y se han evitado desahucios de familias que no podían pagar la hipoteca. Se les está lanzando muy alto y muy claro a los políticos un mensaje: "Vosotros estáis ahí porque nosotros os dejamos (y pagamos). Así que o empezáis a escucharnos u os vais por donde habéis venido".
La clase dirigente, tanto de un lado como de otro, así como los medios de comunicación, casi todos del mismo lado, están también indignados. Dicen que esto no es democracia y claman contra la turba de radicales y antisistema que, según ellos, está alterando el funcionamiento "normal" de las instituciones. José Bono y Esperanza Aguirre, grandes teóricos políticos de nuestro tiempo, afirman que el imperio de la ley es la democracia y que el movimiento 15-M es totalitario. Toma ya.
Suponemos que esta gente, los poderosos, ignoran, o más bien quieren ignorar, que en la Historia todos los cambios sociales se han hecho así: en la calle, y saltándose en muchos momentos la legalidad vigente. Sin radicales ni antisistema aún viviríamos en la revolución industrial, con jornadas de trabajo de sol a sol, con un sueldo que apenas alcanzaría para malcomer, sin seguridad social, sin sanidad pública, sin escuelas y sin futuro. Benditos radicales, ¿verdad?
La legitimidad con que se construyen las leyes os la da el pueblo. Y él os la puede quitar. No lo olvidéis. Despreciando al pueblo, como lo estáis haciendo, sólo vais a conseguir una cosa: darle más fuerza.

2 comentarios:

Wendolina. dijo...

Y olé¡¡¡¡¡

Un beso.
Wendolina.

Minuet dijo...

Mas alto, pero no mas claro...

Vuestras gilipolleces, hasta ahora toleradas, callando, y vuestras mentiras, hasta ahora pasadas por alto, nos unen mas....así que DADNOS MÁS RAZONES...VAMOS..

Besos
Minu