6/16/2011

Un pequeño silogismo

Digamos que me encuentro con un político por la calle y le digo: "enhorabuena, es usted un ejemplo a seguir, le admiro profundamente y le amo por encima de todas las cosas". En ese caso, estoy obrando correctamente. Sin embargo, me cruzo con ese mismo político por la calle y le digo "es usted un sinvergüenza y un ladrón, y no me representa". Entonces soy un terrorista y un radical que no respeta la democracia. Ya me ha quedado claro. Menos mal que aún queda gente de bien para enseñarnos lo que debemos saber.

1 comentario:

Pury dijo...

Desgraciadamente, en estos últimos días nos damos cuenta que no somos tan libres como parecía y nuestros políticos( algunos) representantes de la ley( algunos) se han convertido en grandes dictadores. Ojala esto sirva para abrir los ojos y ver más allá.
Lo que está claro que hay que hacer una buena limpieza política en general
un saludo