9/26/2009

ME REGALARON UNA LINTERNA

Este verano un amigo me regaló una linterna.
De las que venden en las tiendas de los chinos.
Me dijo que así podría ver en medio de la oscuridad. Y desde entonces empecé a ver, algo. Supongo que lo que veía era bastante, y lo suficiente.
Las pilas se acabaron en seguida. Pero no importó. Ya había visto lo que tenía que ver.

Y ahora voy regalando linternas a mi paso.

5 comentarios:

Tyrma dijo...

Agradece a tu amigo la oportunidad brindada; si viste lo necesario, viste más que muchos...
Saludos.

illeR dijo...

Regala de esas que hay ahora que tienen una dinamo, asi nunca se acaban las pilas, basta un poco de movimiento y vuelve la luz

mar dijo...

Pues tiene un significado muy filosófico, pero la lucecita de la linterna en el ojo y dando por saco por la noche no era tan agradable que digamos... XD

Un besote patatín

Jara dijo...

Hay unas moloncísimas en el decathlon a las que se les da cuerda y así no se acaban nunca... vaya, ya te lo ha dicho illeR... así es que por no irme sin añadir nada... te dejo un beso ;)

Anónimo dijo...

Los lugares oscuros, no se alumbran con linternas, no te preocupes. Antes o despues vuelven a quedarse oscuros y a llenarse de fantasmas.

Es como comer mentiras, las manos huelen por mucho que te las laves.